Grandes Retos

 

LOS GRANDES RETOS DEL MOVIMIENTO PROVIDA

A NIVEL MUNDIAL

 

El fruto más valioso de los Congresos Internacionales Provida ha sido reunir a diferentes organizaciones provida del mundo con estilos y características diferentes para poner en común sus conocimientos y experiencias. Ello se ha hecho sin la conformación de una organización provida internacional propiamente dicha, con lo que ha quedado demostrado que sí podemos trabajar todos unidos en defensa de la vida desde las peculiaridades de cada país y cada asociación.

El IV Congreso Internacional Provida a celebrarse en Zaragoza, España, puede ser un buen momento para pensar acerca de los grandes retos que hoy enfrenta el movimiento provida a nivel mundial, en reconocerlos y hallar las formas posibles de enfrentarlos.

Para unos, el tema de los retos se refiere a determinados problemas que demandan nuestra acción como son el aborto, la ayuda a la mujer, la educación para el amor de los jóvenes, el evitar la aprobación de leyes antivida en nuestros países y  muchos más. Para otros, pensar en los retos conlleva plantearse aquellos aspectos que atañen al movimiento provida como tal a nivel mundial, y de cuya solución dependerá el éxito de la labor que pueda realizar.

Para poder luchar contra todos y cada uno de los problemas que hoy amenazan la vida  en el mundo, el primer gran reto que enfrenta el Movimiento Provida Internacional es el de asumir una identidad como organismo con personalidad propia, que le permita ocupar sitio en los diversos foros internacionales, tanto civiles como religiosos. Debe ser fuerte por su unidad en la diversidad de formas y estilos de las diferentes organizaciones provida existentes, y porque sólo así será capaz de coordinar esfuerzos y estrategias conjuntas en defensa de la vida a nivel global.

El Movimiento Provida Internacional enfrenta el reto de  tomar la iniciativa, de ser activo y no reactivo, concentrándose en llevar adelante su mensaje provida de forma positiva, haciendo ver cuan bella y valiosa es la vida humana. Debe mostrar al mundo su verdad, bailando al compás de su propia música y no desgastarse inútilmente y desviarse de sus objetivos ciñéndose a contestar el mensaje antivida.

El Movimiento Provida Internacional también tendrá que lograr una bien coordinada formación sistemática y actualizada de sus miembros, para que puedan actuar con profesionalidad. Para ello será necesaria la puesta en común de cuanta información y experiencia dispongamos. Es fundamental que este volumen de conocimiento esté al alcance de toda la población mundial, de todas las formas y por todos los medios posibles.

Para todo eso y mucho más el Movimiento Provida Internacional, debe lograr el acceso pleno y con voz propia a los modernos medios masivos de comunicación social, que hoy son un factor fundamental y decisivo en la configuración de tendencias y de opinión.

Identidad, iniciativa, formación y comunicación, son algunos de los grandes retos que enfrenta hoy el Movimiento Provida Internacional, pero quizá el mayor de los retos sea la necesidad de reunirnos en foros globales para decidir en torno a nuestro ser y a nuestro quehacer. El presente, es cierto, no es tiempo de ceremonias.

Héctor González
Provida Cuba